Blogs | Spanish

White Christmas

December 10, 2018

Diciembre. La magia de la navidad. Diciembre huele a chocolate caliente. A canciones de Michael Buble. A tardes de mantita en el sofá, a netflix. A quién no le gusta la Navidad? Excepto un par de grinch todos amamos la navidad. Diciembre es el mes más mágico del año. Pide un deseo. Tal vez dos.

Es un mes especial por muchas razones, tiene la magia de dos aguas que se juntan, como un verano que se va y un invierno que llega. Mágico porque acaba una etapa y se abre otra. Los corazones rotos y los que se han arreglado. Las sonrisas se vuelven balas. Hasta el más cascarrabias sonríe. Un instante es suficiente.

Hay magia por todas las esquinas. Las luces de navidad nos devuelven a la vida. Los sentidos. Las emociones. La alegría de las calles. El frió que se cala en los huesos. Los abrazos y los besos curan. Los niños, las carcajadas, la felicidad de lo ordinario. Las pequeñas cosas. Un Pumpkin Spice Latte. Dormir con un ojo abierto. El “ya soy mayor” por Navidad.

Los encuentros familiares, las cenas, las charlas, los chistes, los juegos de mesa. Las borracheras en confianza. Las discusiones, la nostalgia. Un tiempo para querer, para perdonar. Un tiempo para dejarse sentir. Para encontrarse. O perderse.

Este año me ha hecho reflexionar. He vivido en 3 países distintos. Me he cruzado con cientos de personas, he probado cientos de cosas y he descubierto la magia en cada rincón, en cada ser. Pausa. Respira.

He aprendido que no todo se puede controlar. Que las expectativas no son buenas -pero si las ilusiones- y que arriesgar vale la pena. Que el miedo no paraliza. Acelera. He entendido que somos nuestros, antes de ser de otro. He aprendido que en el momento menos esperado todo pasa. Todo llega.  Que hay personas que entran en tu vida como un jodido huracán, y ponen todo patas arriba. Pero te dan la alegría. Que te cambian los planes, los esquemas y el mundo entero. Pero que eso es bueno. Es mágico. He aprendido que te puedes enamorar hasta con los ojos cerrados. Las cosas importantes no se ven, pero se sienten. Como la magia. Que hace que todo sea posible. Como volver a casa por Navidad.

 

All the love,

Amaia.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *